• La Judería de Segovia
  • La Judería de Segovia
  • La Judería de Segovia
  • La Judería de Segovia
  • La Judería de Segovia
  • La Judería de Segovia
  • La Judería de Segovia
  • La Judería de Segovia
  • La Judería de Segovia
  • La Judería de Segovia
  • La Judería de Segovia
  • La Judería de Segovia
  • La Judería de Segovia
  • La Judería de Segovia
  • La Judería de Segovia
Inicio»Noticias»Generales»El Romance del Judío Segoviano

El Romance del Judío Segoviano

 

 

 

El Romance del Judío Segoviano es una pequeña publicación que puede encontrarse en la tienda del Centro Didáctico de la Judería. Nos habla de la triste historia sobre la expulsión de los judíos y de la conversión del principal judío de la época, Abraham Seneor que fue rabí mayor de la corte de Castilla. El 15 de junio de 1492 finalmente se bautizó en el Monasterio cacereño de Santa María de Guadalupe bajo la mirada de los Reyes Católicos, quienes fueron sus padrinos.

Recibió el nombre de Fernán por el Rey Fernando, pero sus apellidos "Pérez Coronel" encierran una historia digna de cualquier poema. 

 

Romance del judío

Estábase Seneor reposando en su morada cuando llegole un abiso de que Isabel lo aguardaba.

Isabel era su reina y Fernando su monarca, negros bientos le esperaban al leer aquellas cartas.

Hasta Granada llegose a lomos de su caballo y a Torquemada encontró con los reyes en palacio.

El inquisidor miraba de soslayo al judío, mientras, el monarca serio, estas palabras le dijo:

Mi querido Seneor malas nuebas bais a oir, los judíos de estos reinos presto tendrán que partir.

O se bautizan cristianos para su mancha quitar, o salen de nuestras tierras para nunca retornar.

Herido ba Seneor herida lleba su alma, es un dolor que no cesa es una mala lanzada.

¡Ay! Segobia de mis duelos ¡Ay! Segobia de mi vida, si no me bautizo, nunca podré bolber a la billa.

Desde la plazuela del Caño, andando la Costanilla, a la Puerta de San Andrés iba la carnicería.

Y a su lado el horno de poyo do se hace el pan cotazo que por comer de allí siempre yo bien daría un brazo.

De allí a la Sinagoga del Campo donde está nuestra Torá, donde todos los judíos nos juntamos a rezar.

Y mi casa en La Solana donde mis hijos crié, llena de bida y recuerdos llorando la dejaré.

Ruego a Dios que me perdone, de Segobia no me iré, Pérez Coronel será mi nombre y así me cristianaré.

"Cantando a Dios" es: "Ron-el", "Perezco" es: que "Yo muero", y "Muero cantando a Dios" es mi nombre, y yo fallezco.

 

 

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner